December 3, 2015

November 29, 2015

Please reload

Recent Posts

Abu- Dhabi

November 29, 2015

1/10
Please reload

Featured Posts

Domingo de carrera en gran premio de México.

November 8, 2015

 

 

Domingo de carrera.

 

Desde temprano las gradas comenzaban a poblarse, el área de pits, el paddock comenzaba alborotarse. La hospitalidad reservada a “unos cuantos” , área con fastuosos tráileres de equipos fórmula uno, equipadas con una área de recepción, digamos, una área loungue para sus invitados especiales. Patrocinadores , potenciales clientes, celebridades, etc. Mesas, barra de bebidas, sillones y hasta simuladores para visitantes.

Un poco antes de las 11.00 casi todo listo para comenzar, las tribunas a reventar y la algarabía en éstas, no se hacía esperar.

 

 

 

A las 11.30 de la mañana, un selección de autos icono, hacían fila listos para desfilar: Impecables, antiguos y muy bien conservados albergarán dentro de sus asientos, todos al descubierto, al selecto grupo de pilotos fórmula uno.  Los pilotos se sorprendían por la cantidad y euforia del público. El drivers parade estaba por comenzar. Medios, edecanes y unos cuantos chismosos ViP dejaban la alfombra lista para que sobre esta, despreocupados y con su cara casi aun de niños, la mayoría con una sonrisa;  recorran sobre esa alfombra para llegar a la pista y subirse a esos autos privilegiados a lo largo de los años. Encabezando el desfile en rolls royce phantom descapotable, conducía Nigel Mansell,  a su lado, el millonario heredero de Carlos Slim y principal impulsor de todo lo fórmula uno en México, en el asiento trasero, Bernie Eclesttone  y Alejandro Soberón Kuri, mandamás en foros de  entretenimiento y espectáculos en México y concesionario de la pista. Y Ecclestone , el dueño de la mejor franquicia del mundo, la más cara.  Detrás de ellos, un Mercedes antiquísimo albergaba a checo Pérez; Un hermoso MG TD 1951 negro hospedaba a Maldonado, y así se sucedían preciosos antiguos con pilotos saludando a su afición que les vitoreaba como ninguna otra.

 

 

 

El mariachi encendía las trompetas y el grupo de músicos vestidos en negro e hilos de oro, con sombrero negro bordado por igual en oro, participaban en la escena fórmula uno.  Las tribunas hacían la ola , cantaban, reían y esperaban gozosos una carrera que no había tocado tierras mexicanas en veintitrés años.

 

 

 

Los últimos momentos de la fiesta de inauguración de la carrera hacían de televidentes y presentes la delicia. Los autos llegaban en medio de periodistas y celebridades invitadas al GP, tomaban sus puestos, indicados por hermosas edecanes mexicanas ataviadas en finos motivos de las etnias en México. La grilla de salida se atascaba de VIPs y en unos minutos se daría paso al canto del himno mexicano. Preciosos niños mexicanos Mixes, ataviados con prendas de gala de sus costumbres y con sus caritas inocentes, dejaban boquiabiertos a todos los espectadores con la belleza de sus voces.

 

Los aviones de la fuerza aérea pasaban por encima de la recta y de sus escapes salían líneas de humo en colores: verde, blanco y rojo, emulando la bandera tricolor mexicana.

 

 

 

Las bocinas indicaban a los invitados en pista se retiraran y los autos enciendían sus motores. La adrenalina en el ambiente comenzaba a infectar a todos los presentes.

 

Los autos avanzavan lentamente en la vuelta denominada de “reconocimiento”. Estacionaban en su cajón de acuerdo a la posición obtenida en la competencia por la vuelta más rápida de el sábado. La quali.

 

Las luces rojas hacían aullar los motores y cuando se apagaron… Un pandemonio de alaridos expedidos por los motores y el asombro de los espectadores, explotaba en el circuito. La largada de un gran premio fórmula uno, es el momento cumbre en adrenalina  del evento. En algo así como 5 segundos, alcanzaban los 200 km/hora, en unos cuantos segundos más, los 350 km/hora. Nerviosamente, buscaban un pedazo de pista para adelantarse; centímetros el uno con el otro. En cualquier momento se podían enganchar y causar un accidente. Ese estrés solo es la antesala al espectáculo de la primera curva, como un cuello de botella atascaban el paso y sorteaban a centímetros con sus nerviosos autos de potencia inigualable. El último en frenar y el que apañe la cuerda interna de la curva saldría con ventaja, incluso si alguno se le emparejará para orillarlo al exterior de la cinta asfáltica. En la curva dos o tres autos se acompañaban en las curvas, solo uno, saldría adelante.

 

 

 

Rosberg no se dejaba intimidar por Lewis y amarraba la cuerda interior, salía con ventaja del primer estadio con tres curvas.  Había sorteado la parte más difícil de la carrera en manos del piloto, después de eso, habría que cuidar el auto y su posición, aunque los autos no tienen palabra y el ganador debe devorar pista hasta el ultimo centímetro de la distancia impuesta por la carrera..

Los autos comenzaban a tomar su lugar. Llevaba la carrera alrededor de veinte minutos y ¡Checo Pérez ocupaba el sexto puesto! El público vitoreba cada vuelta del mexicano.

 

 

 

Sebastian Vettel estaba teniendo una difícil carrera: Pinchadura en la primera vuelta y alrededor del minuto 25 y la vuelta 17, trompeaba su auto y caía hasta la dieciseisava posición.

 

Es el minuto 33 de carrera y habían sucedido veintidós vueltas. Kimi Raikkonnen se volvía a enfrascar en pleito con su compatriota Valteri Bottas y como una réplica de Sochi, Rusia, se enllantaba con el Williams, solamente que esta vez, el auto de Bottas quedaba intacto y el auto de Kimi, rompía su suspensión trasera. Era todo para Kimi ,era bien recibido por la prensa en México. ¡Eso pica guey! Ha de haberse repetido a si mismo varias veces, reflexionando lo que sucedió después de esa curva.

 

 

 

Habían sucedido 55 minutos y 38 vueltas, Rosberg traía por sus espaldas el paquete conformado por: Hamilton, Kvyat, Bottas , Massa, Ricciardo, Hulkenberg, Verstappen,, Pérez, Sainz , Grosjean, Maldonado, Ericsson, Vettel y más atrás, con una vuelta de rezago: Nassar, Button Ste, Rossi, y fuera de la carrera: Alonso y  Raikkonnen.

 

En el minuto trece, Checo Pérez adelantaba a Verstappen, el público lo vitoreaba y todavía no terminaba la exaltación, cuando una línea roja , se descontrolaba en la zona de eses, el “ beckets mexicano” ,Un auto  trompeaba arrastrandose por la parte trasera, estampándose con las protecciones de “ tech-pro“  de costado. Todo bien, en estado físico para el pilto Sebastian Vettel, pero en el anímico, impactará. No solo para Sebastian, habrá que incluir al equipo por haber perdido también el auto con Kimi en su incidente con Valteri Bottas.  Questo è tutto para Ferrari en el GP de México.

 

 

 

A una hora treinta y ocho, Pastor Maldonado estaba a punto de impactar contra el  muro al despistar su auto y lo libraba milagrosamente. Ya estábamos preocupados, pues casi no se le da chocar.

 

En una hora cuarenta y tres, el auto de Pérez estaba acosado por Verstappen, olía sangre al saber que las gomas de Checo estaban desgastadas, llevaban más vueltas que el promedio de todos los pilotos, aun  así , lograba controlar al adolescente hambriento de su puesto. Rosberg pretendía contener a Lewis Hamilton, peleaban por el primer lugar,  no cedía Rosberg. Hamilton insistía, pero no se tiraba a matar. Rosberg cruzaba la línea de meta . A su regreso, lo interceptaban a él y Lewis Hamilton acompañado por Valteri Bottas los oficiales de pista. Los tres ganadores eran insertados en inigualable puesto visual de absolutamente todo y todos. Un pódium en un coliseo, donde gladiadores modernos eran celebrados y vitoreados. Los pilotos se sorprendían del volumen de la euforia colectiva de fanáticas voces , vitoreando a Nico Rosberg, Lewis Hamilton y Valteri Bottas . Aunque el ídolo local no estana en el podio, celebraban a la fórmula uno, que los abandonó 23 años, pero que regresó para enseñarle una magnífica casa: El gran premio de la ciudad de México.

 

 

 

Nico Rosberg ganaba, le seguían Lewis Hamilton y Valeri Bottas.

Nico trepaba a su auto, abría los brazos y el público lo abrazaba con su entrega.

Gladiadores modernos en un coliseo, donde insertaron un trozo de pista como espectáculo. En el corazón del coliseo, el público casi puede tocar a su gladiador.

 

 

 

El atleta fue coreado, en reconocimiento a su victoria. Cantando coreaban: Nico, Nico ---o he – o he – oheeee. ¡ NIco, Nico !

 

Lewis Hamilton estaba asombrado de la magnificencia del vitoreo;  observaba atónito al público... Los pilotos se sentían : Estrellas de rock, cracks de futból—Gladiadores de la era moderna---.

Así llegaron:

 

  1. Nico Rosberg------Mercedes

  2. Lewis Hamilton----Mercedes

  3. Valteri Bottas-------Williams

  4. Daniil Kvyat---------Red Bull

  5. Daniel Ricciardo---Red Bull

  6. Nico Hulkenberg---Force India

  7. Checo Perez--------Force India

  8. Max Verstappen --Toro Rosso

  9. Roman Grosjean--Lotus

  10. Pastor maldonado Lotus

  11. Ericsson--------------Sauber

  12. Sainz------------------Toro Rosso

  13. Button-----------------Mclaren

  14. Rossi------------------Marussia

  15. Stevens---------------Marussia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload